Ocho pasos para que una pyme consiga formación bonificada

Las empresas con menos de 50 trabajadores pueden reembolsarse hasta un 100% del coste de los cursos que impartan

La Fundación Estatal para la Formación Fundae, pone en marcha métodos de formación para el empleo a través del Ministerio de Empleo y las comunidades autónomas. Para las pymes, el organismo permite reembolsarse hasta un 100% de los costes derivados de estas inversiones en cualificación profesional.

Tan sólo hay que cumplir una serie de requisitos: tener menos de 10 empleados, hecho que bonifica el total de los mismos; o en el caso de que sean plantillas de hasta 49 personas se pueden beneficiar de un 75% de la cuantía. Además, hay que seguir ocho plazos que te contamos a continuación.

Cómo calcular el crédito de una pyme en formación

Teniendo en cuenta lo anterior, el crédito empresa se calcula de la siguiente manera: se suman las bases del apartado ‘otras cotizaciones’ de la nómina de cada trabajador, se multiplica por 0,7% y se divide entre los 12 meses del año. Hay un crédito adicional en el caso de las formaciones impartidas a trabajadores de manera individual, es lo que se conoce como Permisos Individuales de Formación (PIF).

Más requisitos y condiciones

Es necesario tener el certificado digital de persona jurídica y darse de alta con el mismo en la plataforma web de Fundae. Si eres autónomo con asalariados deberás solicitar a la Fundación el acceso a la aplicación, acreditando tu situación. Ten en cuenta que sólo ellos podrán beneficiarse de los cursos, aunque podrás ahorrarte parte de su coste. Posteriormente, toca darse de alta en el apartado ‘Formación programada por las empresas’.

Fundae sólo bonifica los cursos a empresas que sigan el siguiente procedimiento de comunicación de cara a su desarrollo: darlos a conocer al menos siete días naturales antes del inicio del primero. Informar del lugar donde se imparten, el horario y el tipo de formación en cuestión. En caso de cambios relacionados con la ubicación de las aulas o los horarios, se deben comunicar cuatro días naturales antes. Si hay modificaciones en la fecha de inicio, no pueden pasar menos de una semana entre que se comunica el cambio y arranca la actividad formativa.

Gratis y con certificado

Las formaciones bonificadas para pymes deben tener al menos dos horas de duración. Su continuidad no puede ser de más de 8 horas por día; siempre tienen que ser gratuitas para los trabajadores, al que obligatoriamente se le ha de entregar una acreditación oficial de que ha culminado la formación si que haya asistido a un 75% de las acciones. Se bonifican tanto cursos presenciales de nivel básico como superior; con un reembolso de entre 9 y 13 euros máximo por alumno; telemáticos; ayudas de 7,5 euros; y formaciones mixtas, cuya ayuda depende del número de horas de cada curso.

Una vez impartidas las formaciones, las empresas solicitantes deben comunicar por vía telemática la fecha de finalización, y el total de usuarios que lo han completado. En la misma información, deben aportar los costes directos, indirectos y de organización que han requerido para su desarrollo.

El último paso es el ingreso de la bonificación del curso. Según Fundae, el importe final se comunicará en el segmento EDTCA80 “Bonificación SPEE formación continua” del Sistema RED. Si el saldo es acreedor (el importe a bonificar es superior a la cotización de la empresa), la TGSS procederá a su reembolso. Se podrá realizar hasta el 31 de diciembre del año corriente.